Make your own free website on Tripod.com

Papá:
Hoy de mis errores te sorprendes,
Me acusas de ellos, por ello me reprendes.
¿Sabes, acaso en cuántas ocasiones te llamé y tu no estas presente?
Cuántas veces, de niño. Esperé tus caricias,
Cuántas cosas yo hice por verte sonreir.
Sin embargo, no estabas o estabas ocupado,
Cosas mas importante te llenaban la mente.
¿Alguna vez, papá , tu me arrullaste?
¿Jugaste conmigo? ¿Qué historia me contaste?
¿En las noches oscuras en que yo tenía miedo, me diste consuelo, o acaso me besaste?
¿Dónde estabas, papá cuando deje la infancia?
¿Cuándo adolescente inquieto mil veces te busqué?
¿Cuándo quise un amigo y no pude encontrarte?
¿Cuándo a mis preguntas nunca existió un por qué?
Hoy me culpas, papá de mis fracasos.
Tienes tiempo para mi, cuando ya es tarde;
Fui parte de tu vida y de tu historia
pero tal vez, para ti no fui importante.

(Roberto Isaac Gutiérrez)